Español | Português | English Português Español English Русский Español Português English Русский
CACSA Flexitanks
Empresa Servicios soluciones Productos Clientes Contacto

Tanque Flexible

En nuestros días, cuando se piensa en movilizar sustancias líquidas no peligrosas entre dos puntos distantes, hay una solución que gana cada vez más adeptos: el tanque flexible. Este envase está especialmente ideado para transportar a granel líquidos alimenticios tanto mediante contenedores refrigerados, como secos, y por supuesto en contenedores habituales o standard.

Con los tanques flexibles, la actividad logística sumó un recurso más que interesante, dada su flexibilidad y la posibilidad de ser operado por un único operario tanto en descarga como en carga, aún cuando en ocasiones (y sobre todo al comienzo) se solicite un experto bien entrenado para supervisar en particular las tareas de carga.

La ventaja de contar con un fabricante especializado en tanques flexibles en Argentina –y más puntualmente en Cuyo, donde está asentada CACSA, que es la zona de la actividad vitivinícola por excelencia en el país– es que los clientes pueden solicitar un tanque flexible de PVC o de polietileno a medida. Nuestra empresa es proveedora por ejemplo de varias de las bodegas cuyanas más relevantes, y de distintas empresas concentradoras también de relieve.

Además, atendemos a aceiteras y distintas refinerías asentadas en otras importantes provincias argentinas, como Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. También contamos con un listado de clientes importantes de tanque flexible en Chile y Uruguay, entre otros países de nuestra querida América Latina.

Venta de Tanque Flexible

Al ser los tanques flexibles soluciones muy específicas del nicho de la logística, es natural que mucha gente tenga múltiples preguntas o dudas en torno a estos envases flexibles óptimos para transportar líquidos. Por ejemplo en CACSA, elaboramos modelos con capacidades de 16 a 24 mil litros, fáciles de armar y también de cargar. Para que se tenga una dimensión de lo sencilla que se torna la carga o descarga con estos recursos, basta decir que en el caso de un tanque flexible para agua potable se puede resolver su llenado o vaciado en apenas 20 a 40 minutos.

Muchas empresas de Argentina solicitan tanques flexibles para agua, vinos o biodiesel; y también para llevar jugos de fruta (entre ellos, los derivados de los cítricos) y aceites refinados. Pero el alcance de estos recursos no se agota allí: también existe un modelo de tanque flexible para combustible y para otra clase de líquidos industriales como fertilizantes, solventes y productos por ejemplo de limpieza, que por supuesto cuenta con otras características.

Tanques Flexibles

En CACSA nos enfocamos desde 1996 en la producción de diferentes modelos de tanques flexibles. En el origen, el tanque flexible de PVC fue la vedette de nuestro negocio, ya que nos abrió las puertas de distintas industrias. Esta clase de flexitank confeccionado en fibra de nylon ofrece una poderosa resistencia mecánica y lleva ambos lados cubiertos por PVC, de modo tal de garantizar impermeabilidad. En esta línea hay modelos para cargar 16 mil litros (muy demandado para mover mosto, por caso); asimismo hay otra línea de tanque flexible autoportante capaz de transportar 15 mil litros en contenedores reefer (y que resulta ideal para llevar productos alimenticios que necesitan cadena de frío, como cranberries o bien jugo e limón).

Otra categoría que ha tomado empuje últimamente es el tanque flexible de polietileno: esta variante cumple con la normativa establecida por los países del núcleo europeo en lo tocante a transporte alimenticio. Nuestro producto para este segmento es el tanque flexible Superbulk-, que dispone de una serie de capas de polietileno; hay un modelo que tiene barrera de oxígeno (brindando mayor protección); y otro que no la posee. En general esta alternativa de tanque flexible de polietileno es muy solicitada para el traslado de vinos y aceites.

Las materias primas que usamos en CACSA son excelentes, totalmente vírgenes y debidamente certificadas. Por lo demás, una vez usados, estos tanques flexibles se deben destruir; es decir, no pueden ser reutilizados. La idea es garantizar que no haya posibilidades de contaminación. No obstante los materiales empleados en la fabricación sí pueden reciclarse.

Ante cualquier inquietud que pudiera surgirle con respecto al tanque flexible –por ejemplo sobre su aplicación o su forma de uso-, no dude en preguntar. Nuestro asesoramiento lo ayudará a despejar cualquier duda posible. ¡Lo esperamos!.

CAC S.A. Rodriguez Peña 5050 - Maipú - Mendoza - Argentina Teléfonos: +54 261 48 10 142 / 186 info@cacsaflexitanks.comDiseño Web Mendoza